martes, 7 de abril de 2009

Sensualidad


















27 Semana de Música Sacra de Segovia

Dil Mastana

Bachu Khan y Edu Khan, voz y kartals

Nijam Khan, dolak

Sikander Khan, sarangui y flauta

Chanda, danza

San Juan de los Caballeros


Un año más, y ya son veintisiete, la Semana de Música Sacra aporta el sonido espiritual de la Semana Santa segoviana a través de siete conciertos de diversos estilos pero en los que la emoción es el denominador común.

Como viene siendo habitual en los últimos años, el concierto de Lunes Santo se caracteriza por el exotismo de sus propuestas. En esta ocasión el grupo Dil Mastana, venido desde Rajasthan, al norte de la India, nos ofreció una selección de músicas y danzas sufíes de gran impacto sonoro y visual.

Formado por cuatro brillantes músicos pertenecientes a una familia de amplia tradición artística la música de Dil Mastana se caracteriza por una constante explosión de color que nace de las agudas y flexibles voces de sus cantantes, del virtuosismo instrumental y de la intensidad rítmica.
Las trece piezas ofrecidas en el concierto mostraron una gran diversidad de carácter y transitaron por distintos modos melódicos y rítmicos, aunque en casi todas podía apreciarse una estructura similar con un preludio instrumental, la intervención de un cantante, una sección principal de desarrollo con participación de dos voces sobre un intenso acompañamiento de la percusión y una especie de coda caracterizada por un aumento del tempo. Las piezas instrumentales, protagonizadas por la flauta, el sarangui y el arpa de boca -siempre en manos del mismo intérprete- fueron un regalo para el oído por su fantasía y cualidad sonora.

Y si Dil Mastana significó disfrute para el oído, Chanda lo fue para la vista. Las cuatro danzas de la española formada en Rajasthan se singularizaron por la belleza del vestuario y especialmente por la elegancia y sensualidad del movimiento y su simbiótica relación con la música.

Sin duda unas notas explicativas sobre la música sufí y sus textos hubieran ayudado a un mayor deleite y comprensión de una manifestación tan infrecuente.


Luis Hidalgo Martín

El Norte de Castilla

No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad