martes, 14 de abril de 2015

Delicadezas Sacras





33 Semana de Música Sacra de Segovia
Alia Musica. Vox Feminae
Albina Cuadrado, canto
Helia Martínez, canto
Carolina del Solar, canto
Patricia García-Salmones, canto y organetto
San Juan de los Caballeros - Museo Zuloaga


     Un año más la primaveral Semana Santa segoviana nos llega envuelta entre ecos de tambores y trompetería procesional y los espirituales sonidos que emanan de las iglesias de San Juan de los Caballeros y San Justo que en estos días albergan la 33 Semana de Música Sacra de Segovia. Como siempre, la diversidad de estilos, el amplio recorrido temporal y la apertura hacia otras culturas y maneras de servirse de la música como vehículo hacia lo trascendente, siguen siendo señal inequívoca de este ciclo que tanto contribuye a la singularidad de nuestra Semana Santa. 

     La sesión inaugural en San Juan de los Caballeros corrió a cargo de Alia Musica Vox Feminae que bajo el título Secreta Mulierum: "la voz de las mujeres medievales a través de la música" reunió una selección de piezas sacras cuya fuente principal residía en el célebre códice del monasterio de Las Huelgas y con las que se ilustró el importante papel musical desempeñado por las mujeres medievales, tanto como instrumentistas, cantantes o compositoras. 
     
     Aunque Alia Musica es un conjunto que en numerosas ocasiones ha visitado los escenarios de la ciudad, nunca lo había hecho en una formación como la presentada el sábado: un trío vocal femenino y organetto, una plantilla ideal para un repertorio delicado y sugerente, de gran belleza y que en las formas interpretativas del cuarteto adquirió gran pulcritud y sensualidad. 

     Desde el organum sobre Gloria Laus et honor tibi sit de Teodulfo de Orleans hasta el Benedicamus Domino final, caracterizado por su sentido rítmico a tres voces, todo el concierto fue un maravilloso viaje por el misterioso encanto de la polifonía primitiva. La variedad en las combinaciones vocales (monodia, empleo de bordones, organum a dos y tres voces, conductus, motetes a tres) las suaves introducciones del organetto, la precisión en afinación y empaste, la dulzura tímbrica realzada por la acústica del lugar, la clara dicción latina (descargada del estilo italianizante tan en boga últimamente en numerosos conjuntos españoles) y una interpretación que sin caer en el dramatismo no renunció a la emoción, fueron las claves de un concierto de tensión laxa por los aplausos tras cada composición y quizá demasiado breve en duración pero generoso en calidad y belleza. Un gran comienzo.

     Luis Hidalgo Martín - El Norte de Castilla



San Juan de los Caballeros - Museo Zuloaga





No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad