lunes, 23 de julio de 2018

A la gloria de Brouwer y Piazzolla - Dúo Bandini-Chiacchiaretta





            He de confesar que asistí al concierto del dúo de bandoneón y guitarra Bandini-Chiacchiaretta, sin demasiadas ganas. Después del opíparo festival musical protagonizado por el Cuarteto Borodín y la pianista Varvara en la sesión anterior, la audición en la nocturnidad dominical de unos músicos de los que no tenía ninguna referencia con un programa centrado en la música de Piazzolla, no me despertaba excesivo entusiasmo. Al final, la curiosidad, mi alma de guitarrista y el compromiso que ya había adquirido para asistir, pudieron más que la pereza; y como suele ocurrir en estos casos, allí donde menos lo esperas, salta la liebre. El concierto ofrecido por Giampaolo Bandini y Cesare Chiacchiaretta resultó absolutamente fascinante por la pasión interpretativa, la calidad musical y por un programa magnífico con fantásticas obras, algunas en estreno nacional o absoluto.

            Antes de continuar he de aclarar que descubrí la música de Astor Piazzolla por unas cintas de casette que cayeron en mis manos, no recuerdo de qué misteriosa manera, hace unos treinta y cinco años. Como tántos otros, desde que las escuché me enamoré de la música del genial argentino, inicié entonces una ávida búsqueda de partituras, discos de vinilo, compactos... que me han proporcionado momentos de intenso disfrute. Pero desde hace algún tiempo vengo observando que al abrigo de esa moda "piazzollana",  en muchas ocasiones se han generado programaciones e interpretaciones en las que valía más el apellido del bandoneonista que la profundidad emotiva, el vanguardismo armónico, o la fascinación rítmica de su música. Afortunadamente, no es este el caso del Dúo Bandini-Chiacchiaretta, que de manera magnífica se sumergieron en esas cualidades mencionadas en las siete composiciones del gran reformador del tango desgranadas en su recital.

            Pero si esto ya hubiera bastado para colmar el contenido de un gran concierto, los intérpretes italianos fortalecieron su programa con maravillosas creaciones de cuatro compositores actuales en rigurosos estrenos. Elogio alla Consonanza de Saverio Rapezzi, una creación de poderosa sonoridad; On the train to Monterosso de la guitarrista canadiense Dale Kavanagh, episódica en su estructura y muy hermosa desde el punto de vista armónico, aspecto que puede servir también para la definición de la intensa Nubes de Buenos Aires del gran compositor y guitarrista argentino Máximo Diego Pujol.

            Hablando de guitarristas compositores, creo que nadie como el cubano Leo Brouwer ha marcado tanto el camino de la creación guitarrística, a todos sus niveles, en los últimos cincuenta años. Como muestra de ello bien vale el estreno nacional que pudimos disfrutar de La Folía a través de los siglos. Una lección de historia, manejo de los recursos naturales de cada instrumento, diversidad rítmica, capacidad evocativa de un sonido en constante transformación en la que, milagrosamente siempre, tanto en la polirritmia como en la consonancia, en el desarrollo tonal como en la caótica atonalidad, flota el eco de la folía en un increíble alarde de técnica y fantasía.  

            Brillante y comprometido Dúo Bandini-Chiacchiaretta en un sensacional concierto de constante crecimiento en emoción y belleza para mayor gloria de Brouwer y Piazzolla.  
       

Luis Hidalgo Martín



MUSEG - Festival Música de Segovia
Semana de Música de Cámara
Dúo Bandini-Chiacchiaretta (bandoneón y guitarra)
Obras de Piazzolla, Rapezzi, Kavanagh, Pujol y Brouwer
San Juan de los Caballeros



Dúo Bandini-Chiacchiaretta





Astor Piazzolla





Saverio Rapezzi





Dale Kavanagh





Máximo Diego Pujol





Leo Brouwer




1 comentario:

Noelia Gomez Gonzalez dijo...

¡Qué bonita crítica! Me alegro que hayas disfrutado así el concierto. No puedo estar más de acuerdo contigo en la calidad de los intérpretes y de las obras que presentaron.


Ilidio Hidalgo

soledad