martes, 31 de julio de 2012

Los sonidos ante el espejo







Los sonidos ante el espejo


Rejoice!
Laia Falcón, soprano
Ángel Luis Castaño, acordeón
David del Puerto, guitarra eléctrica
Música de David del Puerto
San Juan de los Caballeros

Luis Hidalgo Martín

            La música contemporánea, aquella que surge de nuestras inquietudes intelectuales, la que mejor puede definir nuestro momento estético y, en definitiva, aquella que simplemente nos pone ante el espejo y nos encara con las dudas y certezas de esta sociedad global, está muy escasamente presente en nuestra vida cultural. Como si viviésemos en una burbuja de hedonismo en la que sólo las bellezas del pasado, perfectamente digeridas, ya explicadas y aceptadas, pudiesen ser causa de placer y belleza, la mayoría de los ciclos de conciertos no programan obras que, como mucho, no sean anteriores a los años cuarenta de la pasada centuria, condenando al gueto de los ciclos especializados cualquier composición posterior. La Semana de Música de Cámara no es ajena a este comportamiento y sólo de vez en cuando ha podido escucharse, prácticamente como relleno de programa, alguna obra más encuadrada en el siglo XX que en lo estrictamente contemporáneo.
            Pero en esta ocasión, en un gesto atrevido a la vez que comprometido, la Semana ha reservado una sesión completa para el encuentro (para algunos, el descubrimiento) con Carmen Replay. Encargado en 2009 por el Teatro Real de Madrid a David del Puerto (Premio Nacional de Música 2005) este ballet, que el miércoles pudimos escuchar en su versión de concierto para soprano, acordeón y guitarra eléctrica, es una original creación inspirada en escenarios y episodios de la ópera Carmen de Georges Bizet.   
            El eclecticismo y la cualidad tímbrica son los factores más destacados de la composición de David del Puerto, en la que elementos diversos procedentes del sinfonismo, el jazz, el rock, la música popular... salpicados de breves retazos melódicos del original de Bizet, que confieren unidad a la forma, van tejiendo un tapiz sonoro altamente expresivo como marco para las evoluciones de la voz.
            Las prestaciones de los tres intérpretes estuvieron a gran altura y resultaron magníficamente conjuntadas en una música de gran complejidad. La soprano Laia Falcón hizo gala de una voz versátil y de gran belleza, aunque en la sutil dramatización resultase un poco forzada. El acordeonista Ángel Luis Castaño, bien conocido por el público segoviano, volvió a brindarnos una magnífica sesión de musicalidad. Pero fue David del Puerto, que soporta el mayor peso de la interpretación, quien deslumbró por el conocimiento y virtuosista manejo de los recursos electrónicos aplicados a la guitarra eléctrica y  su capacidad para embrujar con texturas y sonidos subyugantes en una noche tormentosa en lo meteorológico pero de gran bonanza en lo artístico.

Publicado en El Norte de Castilla el 27-7-2012


No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad