jueves, 2 de agosto de 2012

Bach por Piacere


Bach por Piacere


Accademia del Piacere
Fahmi Alqhai, quintón y dirección
Rami Alqhai y Rodney Prada, violas de gamba
Alberto Martínez Molina, clave y órgano
Enrique Solinís, tiorba
Obras de Johann Sebastian Bach
San Juan de los Caballeros

Luis Hidalgo Martín

            La Accademia del Piacere clausuró la cuadragésimo tercera edición de la Semana de Música Sacra que en sus cuatro sesiones ha ofrecido sendos programas de grande y variado interés en manos de músicos de altísima calidad. Aunque más exitosa en lo artístico que en la afluencia de un público, seguramente mermado por la crisis, la Semana sigue reivindicándose año a año y sólo superada en longevidad por las actividades de la Sociedad Filarmónica se confirma junto a ésta como una de las manifestaciones imprescindibles de la vida cultural segoviana.
            La Accademia del Piacere constituida para esta ocasión por cinco músicos, dos de los cuales pudimos escuchar el año pasado como integrantes de Il Suonar Parlante en un programa dedicado a El Arte de la Fuga, presentó un monográfico de obras de Johann Sebastian Bach correspondientes al periodo de Leipzig y que, curiosamente, todas fueron concebidas para tecla, ya fuera clave u órgano, con la única excepción del Contrapunctus VIII perteneciente al ya citado El Arte de la Fuga que como obra especulativa no estaba destinada a ningún instrumento concreto. Por lo tanto todas las composiciones fueron ofrecidas en adaptaciones a la plantilla instrumental. Esta enriquecedora práctica de la transcripción que era habitual y perfectamente asumida por los compositores hasta casi finales del siglo XVIII da una visión complementaria y  novedosa de la creación musical, pero no debe ser tenida en cuenta a la hora de enjuiciar la calidad compositiva de un autor, salvo por su capacidad para generar una obra nueva a través de la transformación. No cabe duda que en ambos sentidos Bach era un genio y como ejemplo están sus arreglos de Corelli o Vivaldi y también cómo suenan sus composiciones en manos de músicos de jazz o incluso rock.
            Accademia del Piacere y su director Fahmi Alqhai, que además soporta el mayor peso interpretativo, seleccionaron obras de altísimo interés y belleza que les permitieron brillar en musicalidad. La claridad de las violas en el discurso de las voces en el Contapunctus VIII; la fuerza expresiva, casi de concierto orquestal, conseguida en la fantástica Sonata en trío nº 6 BWV 530; el juego ornamental, ya sea por la introducción de sutiles cromatismos o por la leve alteración de los valores rítmicos, o el emotivo crescendo ligeramente accellerando  con que cerraron el Aria final de las Variaciones Goldberg fueron algunos de los principales logros del conjunto. Pero problemas como la progresiva desafinación de algunos instrumentos durante las Goldberg o la fragmentación de éstas por una selección que inevitablemente cercena la milimétrica obra de ingeniería estructural ideada por Bach, así como la falta de contrastes debida a una sonoridad demasiado grave en la Sonata en trío nº 3 BWV 527 restaron magia al Piacere.

Publicado en El Norte de Castilla el 29-7-2012

             

             

No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad