domingo, 31 de julio de 2016

Vital




              Hace cuatro años, Patricia Kraus fue la encargada de inaugurar la trigésimo séptima edición del Festival de Segovia. Gustó mucho su concierto aunque un lugar, encantador sí, pero de excesivo tránsito, como la Plaza de San Martín no reuniera las mejores condiciones para la justa apreciación de los valores de la cantante. En esta edición del festival la organización ha buscado un entorno como el minimalista Jardín de los Zuloaga para que lo que, entonces parecía intuirse, se manifieste ahora como la confirmación de un importante caudal de musicalidad, versatilidad, invención y condición vocal.

            Acompañada de una solvente banda formada por piano, saxo, bajo y batería, la cantante desplegó un amplio repertorio, basado en su último disco Ecos, en el que destacó como principal característica la diversidad estilística. Funky, bolero, rhythm and blues, rumba, balada, soul o canción de autor, estilos todos sazonados con un personal modo jazzístico que infunde unidad al programa y, a la vez, distinguidos todos por su adecuación al género original; cualidad esta que, aparte de las grandes intervenciones solistas, perfectamente determina la alta calidad de los intérpretes en escena.

            Momentos de gran altura emotiva como los homenajes a Billie Holiday, La Lupe, Paco de Lucía, George Gershwin, Mercedes Sosa o Ariel Ramírez; renovadas versiones de Quincy Jones, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Bob Marley, Mina y Alejandro Lemer, o canciones de autoría propia sirvieron para que Patricia Kraus mostrase su maestría a través de una depurada técnica, clarísima dicción perfectamente adaptada al sentido textual, belleza tímbrica, portentosos agudos y un talento innato para la improvisación en scat e imitación de la tímbrica instrumental.

            Una presencia desenfadada en escena y una buena comunicación con el público, cuyo coreo y acompañamiento de palmas sirvió de base para algunas improvisaciones, fueron elementos añadidos para la creación de una ideal fiesta de intensa musicalidad, frescura y vitalidad.

Luis Hidalgo Martín


41 Festival de Segovia

Ecos

Patricia Kraus, voz
Gherardo Catanzaro, piano y teclados
Enrico Barbaro, bajo
Georvis Pico, batería
Ramiro Obedman, saxo y flauta

Jardín de los Zuloaga












No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad