martes, 22 de julio de 2014

Rossiniana




Rossiniana


45 Semana de Música de Cámara de Segovia
España alla Rossini
Anna Tonna, mezzosoprano
Miguel Borrallo, tenor
Emilio González Sanz, piano
Cristina Gómez, bailarina y coreógrafa
Obras de Rossini
Patio de Armas de El Alcázar

Luis Hidalgo Martín

            Comenzó la Semana de Música de Cámara de Segovia con el concierto temático España alla Rossini celebrado en el siempre imponente Patio de Armas de El Alcázar.
            Ideado y protagonizado por la mezzosoprano Anna Tonna y  el pianista Emilio González Sanz, este fantástico espectáculo sonoro y visual que cuenta con la coreografía de Cristina Gómez, las intervenciones del tenor Miguel Borrallo, el asesoramiento de los investigadores Reto Muller y José Luis Tellez y el diseño de vestuario de Carmen Granell, Leah Targon y Lola Canales, se convierte en una maravillosa sesión multidisciplinar centrada en la relación de Gioachino Rossini con la cultura musical española de la primera mitad del siglo XIX. Una relación intensa y fructífera que quedó muy bien reflejada en un interesantísimo y entretenido programa con piezas seleccionadas por su vinculación temática y estilística o por estar dedicadas a personajes ilustres de la época como la reina consorte María Cristina o Isabel II.
            Una de las principales virtudes del concierto fue el primoroso cuidado por el detalle, desde lo gestual, pasando por el vestuario, la incorporación de la deliciosa danza bolera de Cristina Gómez con su precioso toque de castañuelas, hasta la recuperación del sonido característico de la época con el uso de una afinación más grave debida al empleo de una joya instrumental como el piano histórico inglés Broadwood, uno de los fabricantes preferidos de Rossini.
            Quince piezas de gran diversidad rítmica, carácter y un inconfundible aire español que años después se vería reflejado en la producción de compositores como Bizet, se fueron sucediendo en un fluido y ameno discurso, salpicado por las precisas intervenciones de la bailarina Cristina Gómez y el tenor Miguel Borrallo.
            Pero el verdadero protagonismo del concierto recayó en la mezzosoprano Anna Tonna y Emilio González Sanz, pianista cuyo compromiso y sensibilidad artística ya había quedado patente hace años en varios conciertos como solista y acompañado de orquesta y que ahora hemos tenido la oportunidad de disfrutar en un repertorio camerístico, verdaderamente intrincado por la singularísima unión entre belleza canora y virtuosismo que caracteriza la obra de Rossini.
            Sobresalió la magnífica conjunción entre los dos artistas, con un fraseo unitario y flexible, una caracterización enfática y un sonido bien equilibrado. Mientras que en lo individual conviene destacar la sutileza rítmica del pianista y la particular tímbrica extraída del Broadwood y la emotividad de Anna Tonna que, aunque algo tensa en la coloratura, mostró versatilidad para asumir tan variados y exigentes roles.
             Con los cuatro artistas en escena, la encantadora y ronroneante propina del célebre Dúo de gatos puso fin a la noche rossiniana.



Patio de armas de El Alcázar



Piano Broadwood



En concierto



Los protagonistas



Alcázar de Segovia


No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad