sábado, 26 de julio de 2014

Sones de guerra y paz


Sones de guerra y paz


45 Semana de Música de Cámara de Segovia
Carrión EnCámara
Guillermo Peñalver y Carlota Ingrid García, traverso y pífano
Rodrigo Gutiérrez, oboe
Beatríz Amezúa e Isaac Pulet, violines
Elena Borderías, viola
Laura Salinas, violonchelo
Michel Frechina, contrabajo
Alicia Lázaro, guitarra barroca
Eugenio Uñón, percusión
Obras de Espinosa de los Monteros, Martín y Soler, Boccherini, Rodríguez de Hita, Pla y Brunetti
Claustro del Convento de San Francisco  

Luis Hidalgo Martín

            Sumándose a los actos conmemorativos del 250 aniversario de la creación del Real Colegio de Artillería, la 45 Semana de Música de Cámara de Segovia ofreció en el magnífico claustro del Convento de San Francisco, actual Academia de Artillería, un concierto en el que los curiosos toques de ordenanza militar, que en el Siglo XVIII recogiera Manuel espinosa de los Monteros, se combinaron con algunas páginas musicales de importantes compositores del siglo XVIII español.
            A cargo de la agrupación Carrión EnCámara, una orquesta barroca derivada de la Capilla Jerónimo de Carrión, pudimos disfrutar con un repertorio muy hermoso, a veces algo ingenuo, pero muy apropiado para una serena noche estival. Siete obras, bien seleccionadas, que a lo largo de algo más de una hora transcurrieron en una correcta interpretación de una orquesta que, aún en su segundo proyecto, debe insistir en la creación de un sonido más compacto, mejorar la afinación de la cuerda aguda y sumar a la gracia rítmica que ya atesora un juego dinámico más intenso que pueda convertir su escucha en puro deleite.
            Entre varias oberturas de óperas o zarzuelas de compositores como Vicente Martín y Soler, Antonio Rodríguez de Hita o Gaetano Brunetti, precedidas siempre por algún toque de pífanos y tambor, destacaron especialmente los dos conciertos (para dos flautas uno y para oboe solista otro) de Juan Bautista Pla, que en un estilo italianizante de gran interés y magnífica factura contaron con unos flautistas muy bien compenetrados y un oboísta de cálido sonido, precisa ejecución en las cadencias y galanía en el fraseo.
            Entre las obras de Luigi Boccherini, mucho más interesante que el Cuarteto en Re mayor Op. 52 fueron las Variaciones sobre la Ritirita del Quinteto Op 30, que, precedidas del auténtico toque militar, en un precioso y muy bien distribuido arreglo sobre el continuo murmullo del tambor, cobraron una nueva dimensión de gran éxito entre el público.          



Carrión EnCámara


Claustro del Convento de San Francisco 


Acueducto de Segovia
(Ilidio Hidalgo Fernández)


No hay comentarios:


Ilidio Hidalgo

soledad